DESPLAZAMIENTOS INTERNOS
El acto de asomarse Irene Alcalá ¡Ani! ¡Ani!- exclama mi vecina contra el bloque de enfrente - ¿cómo estáis hoy? La ventana ha sido una de las pocas vías de comunicación directa, que nos ha acompañado, a lo largo de casi dos meses. De igual forma, hemos podido evidenciar, que no podemos ser nosotros mismos sin el otro. ¿Habrá reforzado entonces, esta pandemia, las relaciones existentes entre el barrio?